El 'stand' de Wayra en el 4YFN 2024

El gigante de las telecomunicaciones, Telefónica, ha decidido dar un giro estratégico en su acercamiento a las ‘startups’. La iniciativa, que comenzó hace 15 años bajo el liderazgo del presidente ejecutivo, José María Álvarez-Pallete, ha evolucionado hasta convertirse en el eje central de la estrategia de inversión del grupo. El nuevo modelo se materializa en Wayra, que se transforma en una empresa operativa independiente del grupo Telefónica, encargándose no solo de las inversiones en empresas emergentes, sino también de contribuciones a fondos de terceros o de servicios de capital riesgo para otros.

Irene Gómez, la consejera delegada de Wayra, explicó en el marco del evento 4YFN (4 Years From Now), un espacio para startups y emprendedores del MWC 2024, que Telefónica lleva más de 15 años inmersa en la innovación abierta. Esta estrategia fue esencialmente el estandarte de Wayra, aunque otras instituciones del grupo también colaboraron.

«Nuestra misión [fundacional] es fomentar la innovación e impulsar el progreso invirtiendo en startups, pero además facilitando su colaboración con las organizaciones para generar impacto», señaló Gómez. Ahora, «nos consolidamos como el inversor de capital riesgo corporativo del grupo: aunamos bajo la misma marca todas las estrategias de inversión en ‘startups’ del grupo», resumió. «Nos hemos consolidado como una unidad operativa independiente: ahora somos una empresa que tiene su propuesta de valor y ‘go to market’ concreto», añadió.

Además de su trabajo con startups, Wayra también se encargará de estructurar los servicios que ofrecen a otras corporaciones, como por ejemplo Desigual o PortAventura, que participan en el congreso de su mano. Wayra ayudará a estas empresas a aprender a trabajar con startups y a acompañarlas en sus inversiones, una línea que gana relevancia en esta nueva etapa.

A lo largo de su existencia, Wayra ha acumulado más de 1.100 inversiones en startups, por valor de 230 millones de euros. Casi la mitad de estas empresas siguen activas y Telefónica permanece en su capital, mientras que unas 190 están trabajando con la compañía. En total, Wayra estima que ha generado 500 millones de euros de facturación para estas firmas.

Wayra ha traído a este evento varios proyectos empresariales que abordan tanto problemas propios del sector de las telecomunicaciones como asuntos específicos de la operativa de una compañía, así como plataformas más orientadas a soluciones médicas o financieras. Entre los proyectos más relevantes se encuentran Hiya, una plataforma capaz de identificar a ‘spammers’ y bloquear estafas telefónicas, y Airalo, una plataforma global de tarjetas SIM electrónicas que permite a los viajeros conectarse instantáneamente a redes de más de 200 destinos.

Este cambio en la estrategia de inversión en startups de Wayra va acompañado de una nueva imagen de marca, que también fue presentada en el congreso. El giro estratégico y la renovada imagen de Wayra representan un nuevo capítulo en la relación entre Telefónica y el ecosistema de startups, que ha sido una prioridad para la empresa en los últimos 15 años.

Por Dani