Muy buena señal en el Dow Jones tras pulverizar resistencias del corto plazo

Wall Street cotiza con signo mixto en la primera día de marzo después de las pérdidas moderadas del martes, que pusieron fin a un mes de febrero bajista, en el que todos y cada uno de los índices neoyorquinos cerraron en colorado por el miedo nuevo a una Reserva Federal (Fed) mucho más combativa, frente a unos datos económicos que todavía son muchos ‘calientes’.

La inflación prosigue sin moderarse al ritmo aguardado, al tiempo que la economía y el mercado de trabajo prosiguen exponiendo enorme solidez, lo que llevó al mercado a descontar que el banco central estadounidense va a seguir subiendo sus tasas de interés de referencia, «lo que a medio/largo período podría ocasionar el tan inquietante ‘aterrizaje brusco’ de la economía«, aseguran los especialistas de Backlink Securities.

También, la seguridad del cliente cayó en EEUU en el mes de febrero «una vez que los usuarios se amargaran por sus esperanzas para el futuro. No obstante, prosiguen siendo optimistas sobre la situación de hoy«, indican desde Danske Bank.

A lo largo de la día, se ha popular el PMI y el ISM manufacturero, que enseñaron una exclusiva contracción del campo en el mes de febrero, en lo que piensa el cuarto mes consecutivo de caídas.

Además de esto, este miércoles se pronounció el presidente de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, quien se mostró «abierto» a una subida de 25 o 50 puntos básicos de las clases de interés en el próximo cónclave capital que el banco central sostendrá entre el 21 y el 22 de marzo, y ha subrayado que considera más esencial la tasa final que alcancen los modelos que el ritmo de los incrementos.

ANÁLISIS TÉCNICO

El S&P 500 regresa a desplazarse en las inmediaciones de la media de 200 sesiones, costes en donde podríamos regresar a conocer la vuelta de las compras.

«Por estos costes muestra la media de 200 sesiones y sería una buena nueva que viésemos la vuelta de las compras. La resistencia clave del índice la podríamos situar en los 4.195 puntos, máximos cada un año. Solo con la superación de estos costes se confirmaría un cambio de inclinación y una extensión de las subidas que se podrían prolongar apaciblemente hasta el nivel de los 4.325 puntos», resalta César Nuez, analista técnico de Bolsamanía.

Para Ipek Ozkardeskaya, analista sénior de Swissquote, «el enfriamiento de los costes de la vivienda en EEUU por séptimo mes consecutivo y el feo índice manufacturero de Richmond enfriaron las presiones beligerantes de la Fed ayer, pero el S&P 500 no ha podido sostener sus ganancias sobre la media de 50 sesiones y cerró la sesión del martes bajo este nivel. Como resultado, el mes de febrero acabó con una pérdida del 2,7% para el S&P 500 y con una creciente presión de los bajistas».

Por este motivo, cree que «el soporte clave a ver en el S&P500 es la media de 200 sesiones, cerca de 3.940. Hay observaciones de que una caída bajo este nivel podría desatar una liquidación de 50.000 millones de dólares estadounidenses, según JP Morgan».

«El primer nivel de soporte está en los 3.900 puntos, más allá de que el soporte clave está en los 3.764 puntos. Ojo con la pérdida de este nivel de demanda puesto que podríamos terminar observando una vuelta a los mínimos del pasado año que muestra en los 3.491 puntos«, añade Nuez.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

En el chato empresarial, las minoristas Lowe’s y Kohl’s dieron a saber sus cuentas del cuarto período de tres meses antes de la apertura del mercado, y las dos publicaron enclenques previsiones para 2023 en un ambiente inflacionista.

Lowe’s informó de un beneficio por acción de 2,28 dólares americanos, superando el pronóstico del consenso de 2,21 dólares estadounidenses por título. No obstante, los capital no han cumplido con las esperanzas al situarse en 22.450 millones de dólares estadounidenses en frente de los 22.690 millones de dólares americanos adelantados. La compañía espera en este momento que las ventas totales para 2023 estén entre 88.000 millones y 90.000 millones de dólares americanos, en comparación con las esperanzas de Wall Street de 90.480 millones de dólares americanos, ya que «los usuarios están preocupados por una viable recesión«.

Kohl’s, por su lado, ha informado una pérdida por acción de 2,49 dólares estadounidenses en oposición al beneficio por acción de 0,98 centavos que adelantaba el consenso. Los capital asimismo han caído hasta 5.780 millones de dólares americanos, bajo los 5.990 millones de dólares americanos previstos. La compañía indicó que espera que las ventas reduzcan entre un 2% y un 4% en 2023.

Además, el director ejecutivo de Qualcomm, Católico Amon, ha señalado desde el MWC de Barcelona que la compañía podría dejar de crear módems para Apple en 2024.

En otros mercados, el petróleo West Texas baja un 0,58% ($76,55) y el Brent recula un 0,34% ($83,12). Por su lado, el euro se puede ver un 0,94% ($1,0675), y la onza de oro sube un 0,44% ($1.844). Además de esto, la rentabilidad del bono americano a 10 años repunta al 3,961% y el bitcoin gana un 1,74% ($23.686).

Por Dani