Nvidia supera 3 billones de dólares en bolsa y adelanta a Apple como segunda mayor empresa

Nvidia se dispara y supera a Apple en capitalización bursátil

En un mundo cada vez más dominado por la tecnología, la inteligencia artificial (IA) se ha convertido en un factor determinante para el crecimiento empresarial. Nvidia, el gigante estadounidense de los microprocesadores, ha demostrado de manera contundente cómo una estrategia centrada en la IA puede impulsar el valor de una empresa a nuevos niveles. Con una notable inversión en IA por parte de múltiples compañías y un fuerte interés de inversores particulares y fondos en esta área, Nvidia se ha catapultado hasta convertirse en la segunda empresa más grande por capitalización bursátil, superando a Apple con una valoración en el Nasdaq de 3,01 billones de dólares.

Este año, las acciones de Nvidia han experimentado un impresionante crecimiento, revalorizándose un 147,3%. En los últimos doce meses, Nvidia ha experimentado un aumento del 218%. Con Jen-Hsun Huang a la cabeza, Nvidia ostenta más del 80% de la cuota de mercado en hardware informático acelerador de inteligencia artificial generativa (GenAI).

Los últimos resultados trimestrales de la compañía superaron una vez más las expectativas. Nvidia logró un beneficio neto de 14.881 millones de dólares en el primer trimestre de su ejercicio fiscal (de febrero a abril), multiplicando por más de siete las ganancias de 2.043 millones de dólares que logró en el mismo periodo del año anterior, un aumento del 628%. La tecnológica registró un aumento del 262% en sus ingresos en su primer trimestre fiscal, llegando a la cifra récord de 26.044 millones de dólares, más del triple que en el mismo periodo del año pasado.

Expectativas optimistas y liderazgo en el mercado

Nvidia también ha publicado previsiones optimistas para los próximos meses, lo que ha llevado a las acciones de la compañía a superar el umbral simbólico de los 1.000 dólares. Según los analistas de Sycomore AM-Generali Investments, la empresa «sigue cotizando a múltiplos que, en nuestra opinión, aún no muestran signos de exuberancia». Esperan que la cuota de Nvidia en el mercado de microchips de IA se mantenga por encima del 80% durante varios años, gracias al liderazgo tecnológico de la empresa sobre sus rivales y a las elevadas barreras de entrada en el sector.

Las GPU (unidades de procesamiento gráfico) de Nvidia son reconocidas como las mejores de su clase, capaces de gestionar los complejos cálculos que requieren los grandes modelos de lenguaje que impulsan las aplicaciones de IA generativa. Alex Tedder, responsable de renta variable global de Schroders, explica que «tras una extraordinaria aceleración, se espera que los ingresos de Nvidia se dupliquen con carácter interanual en 2023».

Nvidia es, sin duda, el campeón indiscutible de la IA generativa. Su éxito ha impulsado a muchas otras empresas, desde proveedores de subcomponentes hasta actualizaciones de redes eléctricas. «Casi 7 billones de dólares de capitalización bursátil se mueven en conjunto con Nvidia. Entre estas empresas se encuentran Marvell, AMD, Applied Materials y también empresas como VAT Group en Suiza, ASML en los Países Bajos y Vertiv y Eaton, empresas industriales con exposición a la refrigeración de centros de datos y la modernización de la red eléctrica», señala el equipo gestor del fondo Big Data de Edmond de Rothschild AM.

Posibles riesgos en el horizonte

A pesar del optimismo, algunos analistas advierten sobre los posibles riesgos a corto plazo. «La sostenibilidad del perfil de crecimiento de la empresa es incierta. A corto plazo, un escenario de exceso de capacidad es totalmente plausible, sobre todo porque los clientes clave, como los proveedores de hiperescaladores, han realizado inversiones volátiles en el pasado», advierte Tedder. De todas formas, la posición dominante de Nvidia en el mercado de la IA y su continuo crecimiento hacen de esta empresa una fuerza a tener en cuenta en el mundo de la tecnología.

Por Dani