La inflación de la eurozona baja por primera vez en 17 meses, hasta el 10,1% en noviembre

Por vez primera en 17 meses, los costes se relajan en la región euro. En el mes de noviembre, la inflación se quedó en el 10,1%, apartándose de esta forma del récord alcanzado el mes previo (10,6%). Sin embargo, la corrección es una décima menos intensa de lo adelantado por Eurostat, la oficina de estadística social.

Por su lado, la tasa de inflación subyacente, aquella que excluye del cálculo el encontronazo de la energía, los alimentos frescos, el alcohol y el tabaco, se sostuvo en el máximo histórico del 5%. Dejando fuera únicamente el efecto de la energía, la inflación se puso en el mes de noviembre en el 7%.

La mayor contribución a la tasa de inflación interanual de la región del euro correspondió a la energía, por enfrente de los alimentos, el alcohol y el tabaco, los servicios y los recursos industriales no energéticos. Específicamente, los costos de la energía subieron un 34,9% (en oposición al 41,5% de octubre), los alimentos frescos, un 13,8% (en oposición al 15,5%), los servicios, un 4,2% (en oposición al 4,3%) y los recursos industriales no energéticos se sostuvieron en el 6,1%.

Por países, en comparación con octubre, la inflación de forma anual bajó en 16 Estados integrantes, se sostuvo permanente en tres y subió en ocho. Las tasas cada un año mucho más bajas se asentaron en España (6,7%), Francia (7,1%) y Malta (7,2%), al paso que las tasas cada un año mucho más altas fueron en Hungría (23,1%), Letonia (21,7%), Estonia y Lituania (21,4%).

En toda la Unión Europea (UE), la tasa de inflación interanual asimismo se ralentizó en el mes de noviembre, hasta el 11,1%.

Así, la inflación se prosigue poniendo muy sobre el propósito del Banco Central Europeo (BCE), que este jueves volvió a subir las clases de interés, que están en el 2,5%. Asimismo examinó sus previsiones y en este momento augura un aumento de la inflación mayor al aguardado durante 2023.

De esta forma, el organismo cree que la inflación se ubicará en promedio en el 8,4% en 2022 (en el mes de septiembre apostaban por un 8,7%) y que reducirá hasta el 6,3% en 2023 (la previo previsión era del 5,5%). Más tarde, se proyecta que la inflación va a ser, en promedio, del 3,4% en 2024 y del 2,3% en 2025.

Por Dani