Sin límite de renta: se elimina la comisión por amortizar la hipoteca o cambiarse a una fija

Los modelos de interés aún no han tocado techo y el euríbor no va a dar tregua, de momento, a los hipotecados. Con este panorama, liberarse del préstamo contratado es una alternativa a estudiar para bastantes si se tiene ahorros. Pero, ¿es productivo amortizar una hipoteca en este preciso momento? Todo es dependiente de si es fija o variable y de si la amortización parcial desea hacerse sobre la cuota o sobre el período.

Asimismo es conveniente tomar en consideración otras cuestiones, como cuándo se firmó el préstamo y del apunte del euríbor en ese instante. «Si, por poner un ejemplo, se hubiese firmado una hipoteca con un interés fijo al 1% hace unos años, no valdría la pena en lo más mínimo amortizar en este momento medianamente el préstamo», afirman en Hipoo.

En un caso así, estiman que la opción mejor sería hacer rentable ese interés firmado y explotar el beneficio de haber logrado un magnífico diferencial merced al bajo euríbor que había por entonces. Con en comparación con instante de la firma del préstamo, señalan que, si la hipoteca fue formalizada antes del 1 de enero de 2013 sí que convendría amortizar anticipadamente para de esta forma poder acogerse al derecho de desgravación en la declaración de forma anual de la renta.

¿Es exactamente lo mismo amortizar una hipoteca fija o variable? La contestación es no. Como comentan desde el mediador hipotecario, en este preciso momento, la opción mejor en el caso de estimar llevar a cabo una amortización parcial es decantarse por las que estén firmadas a tipo variable. «Gracias a la volatilidad del euríbor, apostar por una amortización parcial o total de un préstamo variable puede ser atrayente ya que a lo largo de los próximos meses se marchan a generar varias revisiones hipotecarias en alza», dicen.

Para las hipotecas fijas, por contra, piensan que, a menos que se tuviese firmada con un euríbor mayor que el presente, quien dispusiese de ahorros para amortizar su préstamo o una parte de él podría destinarlos a otro género de inversión.

¿Amortizar cuota o período? «Si el hipotecado tiene una aceptable aptitud de pago, entonces lo destacado sería amortizar período, pues al llevarlo a cabo se suprimen intereses acortando la vida del préstamo, o sea, se liquida un preciso período de tiempo y se contribuye a que dicho tiempo no produzca mucho más intereses. En cambio, si no tuviese una holgura financiera bastante y le costara llegar a final de mes, lo oportuno sería amortizar cuota, para de esta manera calmar la carga económica por mes«, responden.

Sin embargo, matizan que «aventurarse a subir a regla una situación de carácter especial o individual podría acarrear secuelas negativas para según qué hipoteca y según qué perfil de contratante».

¿De qué forma se amortiza una hipoteca? Los que se resuelvan a ofrecer el paso deben rememorar que el Gobierno aprobó un bulto de medidas para calmar la carga hipotecaria que ha entrado en vigor este año. Con él se suprimen a lo largo de todo 2023 las comisiones por amortización adelantada. La condición es que el valor de la vivienda en cuestión no pase de los 300.000 euros.

Para hacer este desarrollo hay tres formas. Por una parte, la amortización en cuota, que menciona a la disminución del pago de cuota en todo el tiempo, tal es así que se prosigan pagando exactamente los mismos años, pero con una cuota menor. Seguidamente está la amortización en período, que supone que se reducen las mensualidades pero se aumenta la cuota. Para finalizar, la amortización total, que se apoya en la cancelación total de la deuda financiera con el banco.

Por Dani