cbfed powell sksi

Wall Street cotiza con signo mixto este viernes después de las caídas resaltadas del jueves, una vez que los inversores descontaran un informe de índice de costes de producción mucho más fuerte de lo que se espera. La resistencia que está exponiendo la inflación pesa sobre el ánimo en un corto plazo, tal como el miedo a una Reserva Federal (Fed) mucho más combativa. Más que nada tras las fuertes ganancias amontonadas por los índices neoyorquinos desde principios de año.

En el balance semanal, y a falta de la sesión de el día de hoy, los primordiales índices del parqué neoyorquino registran signo mixto. El Dow Jones ha bajado un 0,51% y el S&P 500 se expone chato, al tiempo que el Nasdaq subió un 1,18% y se dirige hacia su sexta semana de ganancias.

El IPC de enero popular el pasado martes y el índice de costos a la producción del jueves han asombrado al mercado al enseñar que, más allá de que la inflación se está moderando, es mucho más que se pega y elevada de lo que se espera.

Estos datos, unidos a las afirmaciones de Loretta Mester, presidenta de la Fed de Cleveland, y James Bullard, presidente de la Fed de San Luis, apostando por subidas de las clases de interés de 50 puntos básicos han despertado nuevamente la preocupación del mercado a que la Fed apueste por levantas mucho más altas de lo adelantado.

Mester mencionó que veía «razonamientos económicos contundentes» para una subida de 50 puntos básicos en la pasada asamblea de la Fed del 31 de enero y 1 de febrero, y Bullard apuntó que apoyaría una subida de 50 puntos básicos en el tercer mes del año si pudiese votar. Los dos han apuntando que los causantes políticos deben estar libres a mayores subidas de tipos más adelante si las condiciones económicas lo justifican.

«Por fortuna, para los optimistas de las acciones, tanto Mester como Bullard no votan este año. Pero su condición de no votantes no logró que sus comentarios sonaran menos espantosos. Como resultado, las posibilidades de una subida de 50 pb en la asamblea del FOMC de marzo se ubican en este momento en torno al 18%, al paso que esta posibilidad rondaba el 9% a inicios de esta semana», dice Ipek Ozkardeskaya, analista de Swissquote Bank.

No obstante, Thomas Barkin, presidente de la Reserva Federal de Richmond, se ha decantado este viernes por sostener las subidas de 25 puntos básicos, como el banco central estadounidense ahora logró en sus cónclaves monetarios de diciembre y febrero, en tanto que cree que les entrega «elasticidad» para investigar la evolución de la economía.

«Me agrada el sendero de los 25 puntos básicos. Nos ofrece la elasticidad para contestar», ha asegurado a los cronistas tras una intervención en Rosslyn, Virginia.

Para Michael Hewson, directivo de análisis de CMC Markets «las actas de la Fed de la semana próxima podrían arrojar algo mucho más de luz sobre esta línea de pensamiento, pero sus comentarios (de Mester y Bullard) asimismo sugieren la cuestión de que, aun si no había un razonamiento convincente para un movimiento de 50 puntos básicos en ese instante, indudablemente los datos desde ese momento proponen que podría haber un razonamiento mucho más fuerte para un movimiento de 50 puntos básicos en el mes de marzo«.

Además de esto, se han anunciado los índices de costos de exportación y también importación de enero, que enseñaron una desaceleración esencial pero que, según los especialistas de Oxford Economics, no van a tener relevancia para la Fed.

«NO BUSCAMOS UNA NUEVA GUERRA FRÍA»

En el chato geopolítico, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha adelantado que charlará con Pekín sobre la intrusión del globo chino en teoría espía en el espacio aéreo estadounidense y administrar la situación con China «de manera responsable».

«Espero charlar con el presidente Xi y quisiera que lleguemos en el fondo de este tema«, declaró Biden en un alegato retransmitido por televisión este jueves por la tarde.

El gobernante confirmó que prosigue sosteniendo contactos diplomáticos con China sobre este tema y también insistió en que «no procuramos una exclusiva guerra fría«. «Espero charlar con el presidente Xi. Quisiera que lleguemos en el fondo del tema, pero no me disculpo por haber derruido ese globo», añadió en contestación a las protestas de Pekín.

EMPRESAS Y OTROS MERCADOS

A nivel empresarial, Bank of America estudia un ajuste de plantilla en su unidad de banca de inversión, que podría saldarse con el despido de algo menos de 200 usados en el mundo entero, conforme han correcto a ‘Bloomberg’ fuentes con conocimiento de la situación, que advirtieron de que la llegada del recorte aún no se había preciso.

Tesla asimismo siguió siendo personaje principal. Al aviso de que va a llamar a revisión a 362.758 automóviles de determinados Modelo S, Modelo X, Modelo 3 y Modelo Y en USA por probables inconvenientes con el ‘programa’ que tiene dentro la función autogiro en las calles de la región, popular de qué manera ‘Beta FSD’, se sumaron las aclaraciones de que la compañía ha despedido a decenas y decenas de trabajadores de su planta en Buffalo por estimar sindicarse.

También, fué novedad Alphabet, matriz de Google plus, una vez que Susan Wojcicki haya anunciado su renuncia como director ejecutivo de YouTube tras nueve años en el cargo.

En la última presentación de desenlaces, los capital de publicidad de YouTube decepcionaron al mercado al caer hasta los 7.963 millones de dólares americanos, frente 8.633 millones del mismo periodo de tiempo de 2021 y los 8.250 millones de dólares americanos aguardados.

En otros mercados, el petróleo West Texas baja un 3,50% ($75,74) y el Brent recula un 3,17% ($82,39). Por su lado, el euro se deprecia un 0,20% ($1,0646), y la onza de oro pierde un 0,85% ($1.836). Además de esto, la rentabilidad del bono americano a 10 años repunta al 3,886% y el bitcoin cae un 1,77% ($24.153).

Por Dani