Olli Rehn (BCE) apuesta por más subidas de tipos y no espera una pausa hasta el verano

El gobernador del Banco de Finlandia y integrante del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Olli Rehn, apostó por mucho más subidas de los modelos de interés y no espera que el período de levantas alcance su punto máximo hasta «el transcurso del verano«, según ha señalado en una entrevista en el diario alemán ‘Boersen-Zeitung’.

El banquero central ha advertido de los peligros de una relajación bastante temprana por la parte del BCE en su pelea contra la elevada inflación y ha defendido que la institución debe continuar subiendo sus géneros de interés de referencia «de forma continua» y «precautoriamente» alén de marzo para sostener las esperanzas de inflación bajo control y de esta manera eludir una posterior «terapia de choque» con subidas extremas de los modelos de interés de referencia como sucedió en EEUU en 1980.

Las afirmaciones de Rehn son en especial interesantes puesto que no se considera entre los «halcones» del Consejo de Gobierno, y llegan justo una vez que la presidenta del BCE, Christine Lagarde, reiterase el pasado miércoles la intención del organismo de regresar a aumentar los modelos de interés en 50 puntos básicos (pb) en la asamblea de marzo.

«No debemos aflojar bastante próximamente«, indicó. «Nosotros, como Consejo de Gobierno, debemos eludir esta clase de terapia de choque y, en su rincón, accionar de forma precautoria«.

En este sentido, ha remarcado la necesidad de eludir una espiral de costes y sueldos. «Eso podría representar un desarrollo levemente menor en este momento. Pero esa es la mejor opción alternativa a la posterior terapia de choque y al prominente desempleo».

Por este motivo, piensa que el BCE en este momento debe «ser cuidadoso y monitorear muy de cerca la evolución de los sueldos«. «Es vital que los sueldos solo aumenten tanto que la economía continúe siendo competitiva y se evite una espiral de sueldos y costos. En caso contrario, deberíamos tomar contramedidas aún mucho más fuertes si es requisito», dijo.

De cara a las novedosas proyecciones que el organismo va a dar a saber en el tercer mes del año, Rehn ha adelantado que probablemente mostrarán un desarrollo sutilmente mayor y una inflación sutilmente inferior a la sosprechada en el mes de diciembre. No obstante, ha insistido en que la inflación todavía es «exageradamente alta».

Además, ha señalado que el aspecto clave es la tasa subyacente, que sigue en máximos históricos. «Es bien difícil imaginar que vamos a dejar de subir las tasas de interés mientras que la tasa de inflación subyacente siga incrementando y sea tan alta», ha concluido.

Por Dani