photo d archives le president americain biden assiste a un rassemblement du dnc a rockville dans le maryland 20221112125314

Las compañías del campo privado en USA han registrado una «novedosa caída en su producción» en el mes de diciembre, según los últimos datos ‘flash’ (adelantados) PMI de S&P Global. El índice de producción compuesto bajó hasta los 44,6 puntos desde los 46,4 registrados en el mes de noviembre, al paso que el consenso aguardaba una subida hasta los 47.

La actividad empresarial cayó a la tasa conjunta mucho más pronunciada desde mayo de 2020. Desarrolladores y distribuidores de servicios registraron por igual disminuciones mucho más pronunciadas en la producción, gracias a los efectos de la demanda mucho más enclenque, la inflación y las subidas de las clases de interés, que redujeron los escenarios de actividad.

Lo que impulsó la caída en la actividad total fue una disminución mucho más rápida en los nuevos negocios en el campo privado. La presión sobre el poder de compra de los clientes del servicio llevaron a una fuerte caída en los nuevos pedidos, que fue la mucho más pronunciada de los últimos un par de años y medio. Este descenso fue mucho más profundo en las compañías del campo manufacturero que en las del campo servicios.

El total de nuevos pedidos de exportación se contrajo aún mucho más en el último mes del año, lo que piensa la séptima caída por mes sucesiva, si bien la tasa de disminución se suavizó levemente respecto a los periodos precedentes.

Continuando con la inclinación a la baja observada desde junio, el promedio de los costes de los insumos aumentaron a un ritmo claramente mucho más retardado en el último mes del año. Las cargas de gastos aumentaron al ritmo mucho más retardado desde octubre de 2020.

Las compañías apuntaron que la reducción de la demanda de insumos suavizó los incrementos de costos de los distribuidores, con inferiores gastos reportados para comburentes y metales particularmente.

En un esfuerzo por impulsar las ventas, las compañías del campo privado registraron un repunte mucho más despacio en los costes a lo largo de diciembre. Las moderaciones en las levantas de los costes de producción fueron mucho más visibles en el ámbito manufacturero, si bien la tasa de inflación asimismo se relajó en los servicios.

LA CONTRATACIÓN SE MODERA

Online con los inferiores flujos de nuevos pedidos, la contratación del campo privado continuó moderada en el mes de diciembre. Solo aumentó el empleo marginalmente, en tanto que los desarrolladores solamente reportaron cambios en las cantidades de mano de obra del mes. Asimismo se registró un número creciente de despidos, motivados por la debilidad de la demanda.

Hasta entonces, los trabajos retrasados ​​redujeron por tercer mes consecutivo en el mes de diciembre, si bien a un ritmo mucho más despacio.

De cara al futuro, las esperanzas del campo privado están entre las mucho más bajas en mucho más de un par de años, ya que los mayores gastos de endeudamiento, inflación y una gran desaceleración económica apagaron el optimismo.

El índice PMI del campo servicios bajó hasta los 44,4 puntos en el último mes de 2022, bajo los 46,2 registrados en el mes de noviembre, al paso que el consenso aguardaba un repunte hasta los 46,8. La caída de la actividad estuvo dirigida por una exclusiva caída sólida en nuevos pedidos, al paso que la cifra de nuevos negocios en el extranjero cayó al ritmo mucho más retardado desde septiembre.

En lo relacionado al índice PMI del ámbito manufacturero, bajó hasta los 46,2 puntos en el mes de diciembre desde los 47,7 registrado en el mes de noviembre, un movimiento que sorprendió al consenso, puesto que no había sosprechado cambios en la actividad de del mes.

Los desarrolladores registraron entre las caídas mucho más pronunciadas en nuevos pedidos desde la crisis financiera iniciada en 2008, gracias a la disminución en el gasto de los clientes del servicio.

Chris Williamson, economista jefe de negocios de S&P Global, resalta que «las condiciones comerciales están empeorando conforme 2022 llega a su fin», al paso que «el desarrollo del empleo se ha desacelerado tanto en la fabricación como en los servicios».

«Resumiendo, los datos de la encuesta proponen que las subidas de géneros de la Fed tienen el efecto esperado sobre la inflación, pero que el valor económico se está juntando y los peligros de recesión son consecuentemente crecientes», ha añadido.

Por Dani