La inflación pone en riesgo la paridad: podría afectar "desproporcionadamente" a la mujer

ep archivo mujer en el supermercado mirando los lacteos

La presión de los costes en alza puede deshacer varios de los adelantos sociales que hicieron que la brecha de género se haya achicado en los últimos tiempos. Y sucede que la inflación es un peligro para la paridad de género, puesto que podría perjudicar desmesuradamente a las mujeres.

De este modo se recopila un análisis sobre la brecha de género en el ambiente económico, empresarial y educativo elaborado por Bank of America con ocasión del Día de la Mujer.

«Vimos avance económico para las mujeres a lo largo del último año: la paridad de género se ha achicado en 4 años. Pero tememos que la inflación posterior a la pandemia logre desordenar una parte del avance popular que contribuye a cerrar esta brecha», apuntan.

Como especifican, en el chato laboral, y ya que las mujeres dedican tres ocasiones mucho más tiempo al trabajo de cuidados no retribuido en el mundo entero, el incremento de los costos del precaución de los pequeños podría sostenerlas (o empujarlas) fuera del mercado de trabajo.

A esto se aúna que las mujeres asimismo tienen la posibilidad de tener menos posibilidades de conseguir incrementos salariales que se contengan al son de la inflación gracias a su presencia minoritaria en campos mejor retribuidos y menos damnificados por las presiones inflacionistas (financiero o tecnológico).

Además de esto, tienen la posibilidad de tener menos riqueza amontonada a la que recurrir en tiempos de crisis, mientras que gastan mucho más, ya que el valor de los productos liderados a mujeres ha incrementado mucho más que esos premeditados a los hombres.

En el lote educativo, nos encontramos cerca de lograr la plena igualdad en la brecha de género en el Desempeño Educativo Global. De las 4 áreas que corrobora el Foro de discusión Económico Mundial, esta es la que está mucho más cerca de lograr la paridad (22 años). «No obstante, las presiones inflacionistas podrían perjudicar desmesuradamente a las mujeres, que tienen la posibilidad de tener adversidades para costearse la educación y otras formaciones». Esto podría postergar o disuadir a las mujeres de lograr la independencia económica.

Por Dani