El Ayuntamiento de Córdoba insiste en la «herencia caótica» del PSOE para defender su gestión de los fondos Edusi

La gestión de fondos europeos: acusaciones y defensas en el escenario político de Córdoba

Este jueves, en una comparecencia pública, el teniente de alcalde de Presidencia y Fondos Europeos, Julián Urbano, defendió la gestión realizada por su gobierno respecto a los fondos recibidos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi). Urbano calificó su labor como una «gestión razonable de la pésima herencia recibida del gobierno anterior del PSOE». Esta declaración viene en respuesta a las acusaciones de la oposición, que denunció que no se había ejecutado todo el dinero recibido.

El teniente de alcalde insistió en los datos que ya se habían publicado el día anterior. Además de remarcar los porcentajes de ejecución de los fondos europeos, quiso subrayar cómo el gobierno municipal del PSOE, que dejó el poder en 2019, había gestionado mal estos recursos.

Urbano señaló que hasta el momento se han ejecutado el 80,1% de los recursos publicados en la plataforma de contratación. Según él, la discrepancia se encuentra entre la licitación y la adjudicación. El importe licitado para nuevas obras a concurso asciende a 17.442.000 euros, una cifra que casi coincide con la ayuda concedida al Ayuntamiento.

Explicó que entre la licitación y la adjudicación hay una rebaja total por encima de los tres millones de euros. Esto se debe a que el Consistorio elabora un presupuesto para la obra y la empresa que opta por el contrato propone un importe menor para conseguirla. De esta manera, el importe formalizado ascendió a 14.470.000 euros, según el concejal.

Entre la gestión y la viabilidad de los proyectos

Urbano ofreció como ejemplo el Parque de Levante, cuyo presupuesto era de 1.230.000 euros y se adjudicó por poco más de 948.000 euros. Según el teniente de alcalde, esta reducción supuso un ahorro para el gobierno, una situación que se repitió con casi todos los proyectos, que en total fueron 26.

El Ayuntamiento podría haber solicitado una cantidad máxima de 14.430.000 euros, pero sólo se pidieron 11.567.000 euros. Esta cifra representa la diferencia entre la ayuda concedida y el importe adjudicado.

Aquí, Urbano aprovechó para criticar la «pésima herencia recibida» por parte del PSOE. Según él, el partido dejó en 2019 proyectos que, en muchos casos, resultaron ser inviables. Un ejemplo de esto fue el intercambiador de transporte de la plaza de Colón, cuya ejecución habría costado algo más de un millón de euros.

Algunos proyectos, como el mencionado intercambiador, se descartaron desde el principio, ya que suponían pérdida de aparcamiento, ruidos y polución, y no contaban con el apoyo de los vecinos. También se descartaron algunos carriles bici que conllevarían la eliminación de zonas verdes y aparcamientos, o que se llevarían a cabo en lugares que no son propiedad del Ayuntamiento, como la Vía Verde de Sierra Morena.

Con todos estos aspectos en consideración, Julián Urbano afirmó que el gobierno hace «una gestión responsable de los fondos Edusi», frente «al auténtico caos» que había quedado de la época anterior.

Las respuestas de la oposición

En respuesta a estas declaraciones, el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Antonio Hurtado, criticó la «pésima gestión de los Fondos Edusi del Gobierno de Bellido». Según Hurtado, el gobierno actual ha desaprovechado un total de 5,7 millones de euros de una subvención de 15 millones de euros de fondos europeos, un dinero que ha decidido «tirar por la borda».

Hurtado destacó que estos recursos podrían haberse invertido en promover la inclusión social, luchar contra la pobreza y contra cualquier tipo de discriminación. Según él, es inaceptable que en una ciudad con cinco de los barrios de más baja renta de España, con enormes necesidades, se hayan desaprovechado millones de euros que eran indispensables. Hurtado también rechazó el argumento del gobierno municipal de que parte del dinero a recibir se rebajó con las adjudicaciones a la baja. Según él, ese dinero podría haberse aprovechado en otros proyectos.

Por su parte, el grupo municipal Hacemos Córdoba exigió responsabilidades políticas tras el fracaso en la ejecución de 5,7 millones de euros provenientes de fondos europeos, que fueron obtenidos por el gobierno municipal durante el mandato 2015-2019, cuando Izquierda Unida estaba al frente.

La portavoz de Vox, Paula Badanelli, tachó de «escandalosa» la situación y criticó la «falta de respeto del Gobierno de Bellido por el dinero público». Badanelli también señaló que el Ayuntamiento ha pedido préstamos a los bancos para licitar más de 20 millones de euros para inversiones, a pesar de que las cuentas corrientes del Ayuntamiento están más que saneadas, con casi 150 millones de euros que el gobierno municipal no es capaz de gastar.