El Banco Central Europeo (BCE) ha advertido que el campo bancario todavía se encara a muchas incertidumbres en un contexto marcado por la desaceleración económica. Y que, más allá de que la posibilidad de una dura recesión en este momento es quizás menor, «aún podríamos vernos sorprendidos de manera negativa por los desarrollos macroeconómicos«.

De esta manera lo ha manifestado el presidente del Consejo de Supervisión del BCE, el italiano Andrea Enria, en un reportaje con el períodico lituano ‘Verslo Zinios’, donde ha señalado que la alta inflación y la subida de los modelos de interés están afectando a la aptitud de los clientes del servicio de las entidades para abonar sus préstamos, lo que puede transformarse en un inconveniente para la calidad de los activos bancarios.

«Si se empieza a conocer que los hogares y las compañías tienen adversidades en ese sentido, esto podría transformarse de forma fácil en un inconveniente de calidad de los activos para los bancos«, aseguró.

En este sentido, Enria ha pedido a las entidades que «estén muy alerta a esto, que identifiquen los signos de deterioro en la calidad de los activos, intervengan temprano y brinden resoluciones a los clientes del servicio«.

De la misma forma, el presidente del Consejo de Supervisión del BCE ha recordado que 2022 fué un año realmente bueno para los bancos de europa, que cerraron con situaciones de capital realmente fuertes y con una calidad de los activos que prosiguió progresando.

Sin embargo, ha alertado que «hacia el cuarto período de tres meses del año hemos visto ciertos leves signos de incremento en las tasas de morosidad, pero nada que fuera fundamento de alarma»

Con todo, Enria ha reiterado que «la situación de liquidez todavía es buenísima. La calidad de los activos, como mencioné anteriormente, prosiguió progresando, y la rentabilidad particularmente se volvió considerablemente más fuerte, pues la normalización de las tasas de interés tuvo un efecto positivo en los márgenes de interés de los bancos y en sus utilidades. Conque el año acabó con novedades muy positivas».

Por Dani