Un anaquel de aceite en un supermercado de Barcelona

En un panorama de crecientes precios de los alimentos, Canarias ha experimentado las subidas más altas en ocho de los 23 grupos de alimentos y bebidas que el Instituto Nacional de Estadística (INE) distingue en su estadística del Índice de Precios al Consumidor (IPC) en 2023. A su vez, Aragón (5) y Murcia (4) mantuvieron los índices más bajos, con Asturias registrando la mayor caída en el precio de la carne de ovino.

Entre las categorías que vieron los mayores aumentos en toda España, aceites y grasas encabezaron la lista con un aumento del 36,3%, seguido de las legumbres y hortalizas frescas (13,2%), carne de porcino (12,3%), frutas frescas (11,8%) y carne de ovino (9,7%).

Aceites y grasas experimentaron su mayor aumento en Madrid y Catalunya, con menos incrementos en Cantabria. Las legumbres se encarecieron más en Canarias y menos en Cantabria. El precio de la carne de porcino aumentó más en Aragón y menos en Galicia. Las frutas frescas experimentaron su mayor aumento en Canarias y el menor en la región mediterránea. La carne de ovino subió más en Extremadura, pero bajó en Asturias.

Catalunya fue el epicentro del aumento de los precios de los aceites y grasas, con un incremento del 38,4%, sólo por debajo de Madrid (39,7%) y La Rioja (39,1%). En Extremadura subió un 38,9%, y un 37,2% en Andalucía, mientras que el incremento fue del 25,1% en Cantabria, 30,4% en el País Vasco y 33,1% en Canarias.

El precio de las legumbres y hortalizas frescas también aumentó en toda España, pero más en Canarias (25,3%), seguido por Murcia (17,2%), Baleares (16,6%) y Andalucía (15,2%), y menos en Cantabria (7,9%), País Vasco (8,0%) y Aragón (8,4%).

En cuanto a los precios de la carne de ave, Catalunya lideró la subida con un 3,2%, al igual que Asturias y Castilla-La Mancha. Los precios de las demás especialidades de carne subieron más en Asturias (11,8% la de vacuno), Extremadura (13,6% la de ovino) y Aragón (17,5% la de porcino), Murcia (16,9%) y Navarra (16,0%).

Por el contrario, la carne de vacuno bajó en Murcia (-0,8%); la carne de ovino bajó en Asturias (-1,8%) y Baleares (-1,3%); y la carne de ave bajó en Galicia (-2,6%).

Las frutas frescas subieron en todas las comunidades, hasta un 16,4% en Canarias, un 15,2% en la Comunidad Valenciana y entre un 14% y un 14,7% en Cantabria, La Rioja y País Vasco, por un 6,5% en Baleares y un 7,4% en Aragón.

Los productos lácteos y los huevos también vieron aumentos significativos en Canarias, con incrementos del 7,2% y 10,7% respectivamente. En contraste, los precios de estos productos bajaron en el País Vasco, Murcia y Galicia.

Crustáceos, moluscos y preparados de pescado experimentaron su mayor aumento en Madrid (6,6%), ligeramente por encima de Cantabria (6,3%), mientras que Navarra y Canarias registraron los menores aumentos.

Las patatas y sus preparados vieron un incremento del 18,2% en Canarias, el triple que la media nacional (6,8%), y más de un 10% en La Rioja y Navarra. Sin embargo, sólo subió un 2,7% en la Comunidad Valenciana y menos de un 5% en Asturias, Baleares y País Vasco, e incluso se redujo un 2,7% en Murcia.

Finalmente, en cuanto a las bebidas, el agua mineral, refrescos y zumos se encarecieron hasta un 13% en La Rioja, y entre un 11 y un 12% en Galicia, Baleares y Madrid, frente a subidas más reducidas en Cantabria, Aragón, Asturias y Catalunya. Las bebidas alcohólicas mostraron las menores diferencias, aunque el aumento en Murcia (6,6%) fue el doble que en Galicia (3,3%).

Por Dani