Detenido un ciberdepredador sexual que engañaba a niñas de ocho y nueve años para obtener material pornográfico

Detención de un ciberdepredador sexual en Murcia

La Guardia Civil ha hecho un gran avance en la lucha contra la pornografía infantil en España, logrando atrapar a un ciberdepredador sexual de 22 años en Murcia. Este individuo se especializaba en engañar a menores de edad, principalmente niñas, con el objetivo de obtener material pornográfico infantil. Se le acusa de varios delitos graves que incluyen la exhibición de material pornográfico a menores de edad, agresión sexual a menores de 16 años y la captación y utilización de menores para la elaboración de material pornográfico.

Este ciberdelincuente tenía una estrategia bastante astuta y preocupante. Se hacía pasar por una niña de una edad similar a sus víctimas para ganar su confianza. Usaba la aplicación de mensajería Zangi para interactuar con ellas y convencerlas de enviarle contenido sexual a cambio de moneda virtual.

Este método de engaño le permitía obtener material ilícito de las niñas, quienes no sospechaban la naturaleza sexual de lo que se les pedía. Una vez que obtenía los videos, los editaba y los intercambiaba por otros en grupos cerrados de pedofilia en la deep web.

La investigación de este caso comenzó en noviembre de 2023, cuando los padres de dos menores de 9 años denunciaron ante la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en Logroño, La Rioja. Según su testimonio, descubrieron que sus hijas habían enviado archivos de imagen y video a un desconocido, en los cuales aparecían desnudas y realizando tocamientos íntimos.

El desenmascaramiento del ciberpredador

Después de analizar los dispositivos electrónicos de las niñas, los investigadores descubrieron que estaban ante un caso de captación sexual de menores por Internet, conocido como «sexting», llevado a cabo por un pedófilo con conocimientos informáticos avanzados que le permitían encubrir su actividad delictiva y evadir la detección.

El ciberdepredador, que usaba el seudónimo ‘Galletita’ en una plataforma de juegos en línea, había establecido una relación prolongada con las menores mediante engaños. Bajo el seudónimo «Alicia tu patrona», las convenció para que instalaran la aplicación Zangi para poder interactuar con ellas con mayor privacidad.

Las niñas llegaron a considerar sus peticiones de enviarle videos sexuales como algo normal. Para ello, les enviaba videos de pornografía infantil, instruyéndolas para que imitaran las mismas posturas. A cambio, les ofrecía moneda virtual para videojuegos. Dependiendo del número de videos, la duración y las posturas que solicitaba, pagaba entre 80 y 1.000 monedas virtuales.

A medida que avanzaba la investigación, se descubrió que el ciberpredador se ocultaba en Murcia. Las autoridades se trasladaron a la ciudad para detener al sospechoso y realizar un registro de sus dos viviendas. En estas, se confiscaron más de 2 terabytes de información almacenada en la nube y en varios dispositivos informáticos, como discos duros, pendrives y tarjetas de memoria.

El análisis de la evidencia

Los primeros análisis llevados a cabo han confirmado que el individuo detenido es el mismo que interactuaba con las víctimas riojanas. Hasta el momento, se han descubierto otros 300 vídeos de pornografía infantil en los que aparecen niños y niñas de corta edad. Esto ha desencadenado diversas acciones para lograr su plena identificación.

El Juzgado de Instrucción nº 6 de Murcia ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza del detenido. La justicia ahora tomará cartas en el asunto para garantizar que este ciberdepredador pague por sus delitos y se haga justicia para las víctimas.